Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Tsvetaeva

Marina Tsvetaeva Fuente: Wikipedia

Un poco de su vida:

     Marina Ivánovna Tsvetaeva nació el 8 de octubre de 1892 en Moscú. Fue una poetisa y escritora rusa, cuyos trabajos han sido considerados como uno de los más grandes de siglo XX. Supo convertirse en una gran cronista de lo que sucedía en su país, así como el fiel reflejo de lo que llegó a vivir durante toda su vida: sus viajes, sus pérdidas, sus anhelos, sus relaciones y sus ansias de libertad.

      Hija de Maria Alexandrovna Meyn, una mujer de origen polaco, y de Ivan Tsvetaeva un profesor de arte que fue el fundador del museo de arte Pushkin. El matrimonio tuvo otra hija, además Marina tenía dos medio hermanos fruto del primer matrimonio de su padre, Valeria y Andrei. Su padre vivía inmerso en sus estudios, nunca se recupero de la repentina muerte de su primera mujer y el matrimonio nunca fue del todo feliz.

      Estuvo sumida bajo el control de su madre, ansiosa porque siguiera el camino que ella no pudo concluir y fuera pianista. Eso, y la mala relación que tenía con sus hermanastros no hacían que la vida en casa fuera fácil.

quote-there-are-books-so-alive-that-you-re-always-afraid-that-while-you-weren-t-reading-the-marina-t

Frase de Marina Tsvetaeva Fuente: AZ Quotes

       En 1902 el estado de salud de su madre empeoró. Fue diagnosticada de tuberculosis, pensando que un cambio de aires le ayudaría, se trasladaron a Italia. En este lugar Marina se sintió libre por primera vez, hasta que fue enviada a un colegio. Su madre finalmente falleció en 1906,

     Estudio en la Soborna historia literaria en 1908. Auto publicó su primer libro de poesía en 1910, que atrajo la atención del crítico y poeta Maximiliam Voloshin. Este llegó a convertirse en un amigo y mentor para Marina.

      Con tan solo 19 años conoció al cadete Yakovlevich Efron, quién tenía 18 años. Se casaron el mismo año que se conocieron en 1912. A pesar de ello, tuvo diversos amantes con los que estuvo mientras su marido no estaba con ella. Entre sus amantes destaca Sofía Parnok, una poetisa mayor que Tsvetaeva con la que tuvo un amor profundo y que afectó a los escritos de ambas. El matrimonio tuvo dos hijas, Ariadna nacida en 1912 e Irina, nacida en 1917.

marina-tsvetaeva_5-t

Marina Tsvetaeva y su marido Fuente: RT Russiapedia

        Marina fue testigo de la Revolución rusa, de toda la violencia y odio que cada día fue creciendo entre los habitantes. En 1917, después de la Revolución, Efron se unió al Ejercicito Blanco motivo por el que Tsvetaeva  regresó a Moscú para reunirse con su marido, en consecuencia, estuvo cinco años atrapada, donde se vivía un clima de hambruna.

       Esa situación de hambre y desesperación fue representada en los poemas escritos por Marina entre 1917 y 1922. En un intento por que sus hijas estuvieran alimentadas las dejó en un orfanato, pero se equivocó, Ariadna se puso enferma y por ello se la llevó con ella otra vez, pero Irina falleció en 1920. Su muerte causó en Marina un profundo dolor y desesperación por no poder cuidar bien de sus hijas.

      En mayo de 1922 Marina y su hija abandonan la Unión Soviética con el fin de reunirse con Efron en Berlín, trasladándose un par de meses después a Praga. La situación económica para ellos tampoco fue buena, seguían viviendo en suburbios y con escasez de alimentos. En el verano de 1924 salieron de los suburbios para trasladarse a diversos lugares, estableciéndose en Všenory, donde tuvieron un niño al que llamaron Georgy.

маринасдетьми

Marina y su familia Fuente: Redes rusas

       En 1925 se instalaron en París, lugar en el que permanecieron durante 14 años. Durante esos años recibió una ayuda económica por parte de un gobierno Checoslovaco para aquellos artistas y escritores que habían tenido que abandonar su lugar de origen. Además, trato de vender sus escritos, escribiendo cada vez más en prosa pues era consciente de que se vendían más. Una carta de admiración al poeta soviético Vladimir Mayakovsky fue el motivo de que el periódico The latest News, con el que colaboraba, se negará a seguir publicando su trabajo, pues muchos emigrantes decían que no era una persona totalmente contraria al régimen soviético.

        Durante sus años en París, su marido, que sentía nostalgia por su vida en Rusia, comenzó a tener amigos en el régimen. Empezó a realizar trabajos esporádicos para la NKVD, la precursora de la KGB, junto con su hija, quién cada vez más compartía los ideales de su padre y como consecuencia, se ponía con frecuencia en contra de su madre. Ariadna regresó a la Unión Soviética en 1937. Su padre también tuvo que hacerlo, pues había sido acusado de varios asesinatos. Tras la huida de su marido, Marina fue interrogada por la policía, que terminaron aludiendo que estaba loca y que no sabía nada de su marido ni de la vida de espía que había estado llevando. Sin embargo, fue condenada al octracismo en París debido a la implicación de su marido.

frase-aun-en-el-sueno-mas-profundo-saber-que-eres-tu-y-mas-aun-oir-el-sonido-de-tu-corazon-y-marina-

Frases de Marina Tsvetaeva Fuente: christmas44

           Fue ya en 1939 cuando Marina y su hijo regresaron a Moscú, sin ser consciente de lo que de verdad estaba pasando ni lo que les esperaba, pues todo aquel que había estado fuera y regresaba era sospechoso de ser espía. Se le cerraron muchas puertas y aunque consiguió pequeños trabajos traduciendo poesía, muchos escritores soviéticos le negaron su ayuda.

       Efron y Ariadna fueron detenidos acusados de espionaje y en 1941 Efron fue asesinado. Por el contrario, Ariadna pasó más de ocho años encerrada. Ese mismo año, Marina y su hijo fueron evacuados a Yelabuga, donde Marina no disponía de ningún apoyo y tras el rechazo de residencia en Chistopol estuvo obligada a permanecer allí, lo que acabo por sumirla en una larga depresión.

images

Marina Tsvetaeva Fuente: Frases y pensamientos

           Marina Tsvetaeva se ahorcó el 31 de de agosto de 1941, dejando una nota a su hijo en la que le pedía perdón. Fue enterrada en el cementerio de Yelabga el 2 de septiembre de 1941 aunque hoy día la ubicación de su tumba sigue siendo un misterio.

1992_CPA_PC_230_Picture

Sello de la URSS de Marina Tsvetaeva Fuente: wikipedia

Su obra:

          La obra de Marina está considerada como una de las más grandes del siglo XX, y es que a pesar de su juventud supo expresar por medio de sus poemas, y posteriormente sus obras en prosa, la situación de su país, sus sentimientos hacía el odio y por sobre todas las cosas, todo aquello que se pasaba antes sus ojos.

      En sus poemas, mayoritariamente, quedan plasmados las diferentes aventuras amorosas que tuvo durante su vida, pues a pesar de estar casada no fue para ella un impedimento llenarse de amantes.

   Algunos datos curiosos es que los poemas de Marina están publicados cronológicamente, es decir, no dejaba ninguno para después, y dentro de los mismos además, se apreciaba cierto orden en el modo en el que sucedían los acontecimientos. También tenía una gran capacidad para asumir distintas voces dentro de la escritura, lo que daba al lector la sensación de tener distintos puntos de vista.

Marina_Tsvetaeva_by_Max_Voloshin_1911

Marina Tsvetaeva Fuente: El paxaro verde

     Entre los temas que más le atraían estaba el infierno, sobre el que buscaba información por todos lados; la inmigración, cuando debido a las diferentes consecuencias se vio obligada a emigrar dando un punto de vista más cercano; también abarco varios temas ecológicos en los que exponía su visión sobre lo que fueron sus paseos por Praga.

         Posteriormente, con la Revolución rusa y los acontecimientos sucesivos, supo contar una historia desde un punto de vista totalmente distinto al que estaban acostumbrados, y como las decisiones tomadas por su marido acabaron arrastrando a toda la familia hacia consecuencias inesperadas.

Marina Tsvietáieva y su hija Ariadna Efron, en Praga en 1924

Marina y su hija Fuente: Biblioteca ignora

            Algunos de sus escritos son:

Versos:

  • Álbum de la tarde, 1910 
  • Linterna mágica, 1912 
  • De dos libros, 1913 
  • Campo de cisnes, 1917-1921
  • Leguas, 1921 
  • Leguas,edición 1, 1922 
  • Fin de Casanova, 1922 
  • Separación, 1922 
  • Versos a Blok, 1916-1921
  • Psique, 1923 
  • Profesión, 1923 
  • Después de Rusia, 1922-1925 
  • Versos a Chequia, 1938-1939

Poemas:

  • Hechicero, 1914 
  • Don Juan, 1917 
  • Doncella reina, 1920 
  • Un bravo, 1922 
  • Poema de la montaña, 1926 
  • Poema del fin, 1926 
  • Poema de Escalera, 1926 
  • Сazador de ratas, 1926 
  • Siberia, 1930 
4178N4rZShL._SX317_BO1,204,203,200_

Poema del fin, Marina Tsvetaeva Fuente: Amazon

Obras para teatro:

  • Ventisca, 1918 
  • Valet de corazones, 1918 
  • Ángel de piedra, 1919 
  • Ariadna, 1927
  • Fedra, 1928 

Prosa:

  • Madre y música, 1934 
  • Mi Pushkin, 1937 
  • Relato de Sónechka, 1937 
  • Memorias sobre Maksimilián Voloshin (1932), Andréi Bely (1934), Mijaíl Kuzmín (1936), Borís Pasternak (1933), Valeri Briúsov (1925)
  • Diarios de la Revolución de 1917 (1919)
9788416011391

Diarios de la Revolución de 1917 Fuente: Casa del Libro

 Transmisión:

         Marina fue una mujer a la que muchos llamarían temeraria, porque fue capaz de escribir los sucesos en el momento que pasaban. Es decir, no tenía miedo de mostrar lo que estaba sucediendo a su alrededor ni lo que la gente estaba pasando, no tenía miedo de hablarle al mundo.

           Sus escritos, aunque principalmente poemas y versos, están escritos con pasión así como sus escritos en prosa gozan de una libertad que muchos no eran capaces de alcanzar y mucho menos, de transmitir. Además, cuando descubrió la libertad que rodeaba al mundo se negó a soltarla, logrando que durante muchos años, fuera capaz de expresar el amor de muchas y diversas formas.

quote-my-desk-most-loyal-friend-thank-you-you-ve-been-with-me-on-every-road-i-ve-taken-my-marina-tsv

Frases de Marina Tsvetaeva Fuente: AZ Quotes

         Vivió por y para la escritura, en el lugar menos pensado y en el momento menos oportuno. Su vida pasaba por escribir todo lo que le rondaba y todo lo que veía. Es sus escritos se pueden apreciar voces procedentes de muchas personas de distinta procedencia, decía que ella solo transcribía las voces que oía en su cabeza.

        Fue y aún es capaz de trasportar a los lectores a una época de desesperación, de hambre, de guerra, de miedo e incertidumbre, una vida en la que nada estaba seguro. Su voz, que hoy sigue presente, se hace cada vez más fuerte, mostrando esa mirada que muchos temían y otros, simplemente no querían ver.

tsvetaeva (1)

Marina Tsvetaeva Fuente: Stanford University

Fuentes:

Anuncios