Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Ángela Ruiz Robles. Fuente: Mujeres con Ciencia.

Un poco de su vida:

Ángela Ruiz Robles fue una escritora, maestra e inventora española que nació en Villamanín (León) el 28 de marzo de 1895. Además, fue la inventora de una enciclopedia mecánica, que podría considerarse como el primer libro electrónico que se creó.

     Ángela era hija de un farmacéutico, Feliciano Ruiz y de Elena Robles, y realizó sus estudios superiores en la escuela de Magisterio de León. Fue allí donde impartió sus primeras clases, entre 1915 y 1916, de mecanografía, taquigrafía y contabilidad mercantil.

     Un año más tarde, en 1917, fue directora de la escuela de Gordon en León. Y obtuvo en 1918 una plaza en Santa Eugenia de Mandía, una aldea coruñesa cercana a Ferrol, como maestra. En diciembre de 1928 recibió una distinción por su labor de atención a los más necesitados ya que a lo largo de su trayectoria profesional como docente Ruiz Robles se caracterizó por una gran vocación, dando gran importancia a sus alumnos y ayudando siempre de forma desinteresada.

    Ese mismo año, en 1928, Ángela se trasladó a Ferrol y en 1934 fue nombrada gerente de la Escuela Nacional de Niñas en el Hospicio de Ferrol, una institución que se encargaba de integrar a los niños abandonados a través de la educación primaria, musical y también formándolos en oficios que son útiles para la ciudad.

      Fue entre 1938 y 1970 cuando Ruiz Robles público alrededor de dieciséis libros de texto sobre varios temas como la taquigrafía, gramática, mecanografía, historia y geografía. En dos de los libros editados entre 1938 y 1941, describió un sistema taquigráfico con el que se podía escribir y traducir de manera más rápida gracias a una nueva máquina que tenía nuevos signos y caracteres que iban enlazados de una forma sencilla y sistemática. Además, el sistema creado por Ángela podía usarse en cualquier idioma.

     Ruiz Robles logró un destino en el Instituto Ibáñez Martín en 1945, en la ciudad ferrolana, donde llegó a ser directora en 1959, cargo que mantuvo hasta su jubilación. Al mismo tiempo también ofrecía clases nocturnas de forma gratuita en la Escuela de San José Obrero. Y también fundó la Academia Elmaca, nombre formado por las iníciales de sus tres hijas, se encontraba situado en su propio apartamento donde Robles se dedicaba a formar a personas de ambos sexos que se habían quedado sin trabajo durante la postguerra, ayudándolos de todas las formas posibles.

Ángela Ruiz Robles y algunas alumnas. Fuente: Mujeres con Ciencia.

   Además la academia se convirtió también en un centro de reunión social, donde se leían cartas a personas analfabetas, se hacían tertulias literarias o se organizaba la distribución de alimentos. Por toda esta labor pedagógica y social Ángela recibió en 1847 la Cruz de Alfonso X el Sabio.

     Ángela Ruiz  registro en 1949 la que fue su primera patente, cuyo título era “procedimiento mecánico, eléctrico y a presión de aire para lectura de libros”, en cuya memoria exponía que los objetivos de su inventó era innovar la enseñanza para que fuera mucho más intuitiva y amena. La propia Robles lo denominó “libro mecánico”, y desde 1952 estuvo trabajando en la “Enciclopedia Mecánica”, un proyecto aún más ambicioso que el libro, y con la que pretendía ayudar a resolver los problemas que las enciclopedias escolares en cuanto a su uso y excesivo volumen. A pesar de todo, supuso un gran esfuerzo y además no contó con el apoyo ni económico ni de la comunidad educativa, por lo que en 1962 decidió registrarla bajo el nombre de “un aparato para lecturas y ejercicios diversos”.

     En torno a su investigación pedagógica, publicó en 1958 el Atlas Científico Gramatical, donde expuso las ideas de un aprendizaje significativo como un conjunto de relaciones y de autoaprendizaje.

     Ángela recibió a lo largo de su vida numerosos reconocimientos, tanto como inventora como profesora, vocación a la que dedicó prácticamente toda su vida y en la que no tuvo reparos en ayudar a nadie. A pesar de que sus últimos años estuvo viviendo en Madrid tratando de desarrollar aún más la enciclopedia, su vida acabó transcurriendo en Ferrol (A Coruña) lugar donde falleció el 7 de octubre de 1975. Se encuentra enterrada en el cementerio de Serrantes, en Ferrol, en el panteón familiar.

Ángela Ruiz Robles. Fuente: 11 de Febrero.

Su obra:

Toda la vida de Ángela estuvo dedicada tanto a la enseñanza como a inventar, pero siempre en relación con la docencia, buscando formas de ampliar, mejorar y reforzar conocimientos así como facilitar la forma de transmitir la información independiente de los recursos que se tuvieran para ello. Es por ello que prácticamente la totalidad de sus escritos tienen relación con sus inventos y con la docencia, con aquellas materias que se dedicaba a enseñar en diferentes lugares.

   Además, Ruiz Robles no dejó nunca a nadie de lado, y su vocación por enseñar y transmitir conocimientos le permitió ayudar sin importar la procedencia, tan solo las ganas de aprender, y fue también algo que le llevó a escribir textos para seguir ayudando  y enseñando.  

Algunas de sus obras:

  • Compendio de ortografía castellana
  • Ortografía castellana
  • Taquigrafía martiniana abreviada moderna
  • Atlas Científico Gramatical (1958)
Ortografía Castellana – Ángela Ruiz Robles. Fuente: Libros Alcana.

Transmisión:

    Ángela Ruiz Robles fue muchas cosas, pero ante todo fue una docente de vocación y una gran inventora cuya mente nunca para de buscar manera de avanzar y mejorar, así como facilitar que todo el mundo pudiera tener acceso a un aprendizaje. Fue esas ganas de seguir enseñando y de no rendirse las que también le permitieron inventar y desarrollar nuevas facilidades tanto para los propios docentes a la hora de enseñar como de los alumnos para llegar a ese conocimiento.

     Hay que destacar, sin duda, uno de sus grandes inventos, y es que se puede declarar como un antecesor de lo que hoy sería el libro electrónico. Un inventó que creó como una manera de facilitar la búsqueda de información así como su transmisión, con el fin de ayudar a todos los alumnos que lo necesitaran. Separa las distintas asignaturas para que fuera más sencillo acceder a la información y a la vez está fuera mucho mayor que de forma totalmente manual. Supo transmitir todos esos conocimientos tanto a través de los diferentes textos que escribió como sus inventos, porque fue sin duda una persona dispuesta a aprender y ayudar sin límites.

Ángela Ruiz Robles. Fuente: Los Mundos de Brana.

Fuentes: